Social Icons

Lo Último

LA MENTIRA (REFLEXIÓN)




Era un pueblo que vivía en paz y armonía, todos estaban hermanados, todos tiraban del mismo carro, nadie pensaba mal del otro, nadie intentaba dañar a sus amigos y coterráneos. las leyes se respetaban. Había códigos que eran religión, todo era maravilloso pero...

Un día alguien rompió las reglas, y decidió desparramar una mentira por doquier. acusando de algo grave a una simple mujer, íntegra, trabajadora, solidaria, de gran corazón y una de las personas más queridas del pueblo .

De inmediato, la mentira corrió como reguero de pólvora, pero increíblemente, la buena mujer nunca supo de qué se le acusaba. Intentó por todos los medios saber que había hecho, pero sus vecinos y amigos de toda la vida le cerraron sus puertas en la cara sin mediar palabra y optaron por creer en la falacia, prejuzgándola y no dándole chances de defenderse.

La mujer entonces un día decidió tomar su valija e irse de su querido pueblo, y la gente la observó alejarse sin mostrar ningún gesto y solo murmurando por lo bajo lo felices que eran por no volver a verla. 

Pasaron unos meses y aquel sujeto que mintió descaradamente confesó sin querer su fechoría pasado de copas en un bar del pueblo. Sin embargo los que lo escucharon prefirieron aferrarse a la mentira y dejaron pasar la verdad para evitarse sentir culpa y remordimiento por el daño que le habían causado a su vecina. Total, ella ya no convivía con ellos.

Moraleja...

NADA ES PERFECTO EN LA VIDA Y CUANDO MENOS UNO SE LO ESPERA UNA SIMPLE MENTIRA PUEDE TRASTOCAR LA ARMONÍA Y LOGRAR QUE APAREZCAN LAS MISERIAS HUMANAS.

     

Publicar un comentario