Lo Último

GATO ENCERRADO (MICRORRELATO)

 




   Ramiro tomó su arma y me apuntó directo a la cabeza.
   -¿Pero que hacés?-le pregunté aterrorizado.
   -Fuiste vos el que mató a mi gato
   -Pero Ramiro, ¡Sabés que los adoro!
   -¡Puras mentiras! ¡Siempre los odiaste!
   Me quedé en silencio, intentar convencer a mi amigo sería imposible, así que empecé a pensar en como salir de todo aquello.
   -¿Y? ¿Vas a reconocerlo o no?-preguntó él desafiante.
   Yo seguía sin responderle, el terror me estaba paralizando y solo buscaba tener unos segundos más  antes de...
   Pero él disparó y la bala dió en mi pecho. De inmediato sentí un ardor y mi mente comenzó a ponerse en blanco. Atiné a abrazarme a él pero la muerte ya se estaba apoderando de mí y caí al suelo.
  De pronto ingresó Graciela, la hermana de Ramiro y gritó:
  -¡Te llaman de la veterinaria donde pusiste el cartel para buscar a tu gato! ¡Una señora lo encontró hace un rato! ¡Está vivo!


 
 
Publicar un comentario