Lo Último

EXPERIENCIAS DE UN ESCRITOR AFICIONADO EPISODIO FINAL


BASADA EN HECHOS REALES




Al ver el nombre de esa imprenta en el final del e-mail de Fulanito deduje que ellos eran los encargados de imprimir los libros.

Como un sagaz investigador comencé a indagar más en el asunto enviandole un nuevo mail a este tipo preguntándole directamente si ellos tenían que ver en el asunto.

Un par de horas después llegó su contestación y su mensaje no hizo más que confirmar mis sospechas. Lean y saquen sus conclusiones:

"Señor Iglesias: (ahora había desaparecido mi nombre de pila en el encabezado)

Me ha parecido desacertada su pregunta¿?. Ya le hemos sugerido que inicie un nuevo trámite para que podamos enviarle su libro sin costo adicional (Ya lo habia pagado anteriormente con creces por cierto) Lamentablemente la información que nos solicita no se la podemos brindar debido a políticas de nuestra Empresa que nos impiden hacerlo. Para nosotros que hemos cumplido con eficiencia y responsabilidad nuestra tarea de realizar el seguimiento de su libro ha finalizado. Por lo tanto creo que esto ha pasado a ser para usted una obsesión y al fin de cuentas este camino no nos llevará a ningun lado.

Un cordial saludo 
Fulanito

En mi e-mail le había preguntado por el teléfono de la imprenta y Fulanito no hizo más que reconocer que ésta se había encargado de imprimir mi libro. No cabía ninguna duda de ello. Entonces me dispuse a buscar yo mismo en google pero ésta no aparecía por ningun lado. No tenian página web y ni siquiera hacían publicidad en ella por lo que deduje que trabajaban solamente para esa Editorial del demonio.

Pero esta vez no volví a desalentarme como antes, al contrario, fui por más y nuevamente junto a mi esposa comenzamos a indagar para ubicar a esa Imprenta que al principio pensabamos que estaba radicada en España pero para mi sorpresa...

Ingresé en la web de la Editorial y busqué allí si por casualidad podía encontrar aunque sea una dirección y de pronto apareció en una de sus secciones que nombraban a todos los que colaboraban y trabajaban para la Empresa.

Leí detalladamente el listado y ¡Eureka! como por arte de magia vi su dirección y teléfono. ¿Y adivinen qué?. ¡La imprenta tenía sus talleres en Buenos Aires y a unos dos kilómetros de mi domicilio!

Inmediatamente tomé el teléfono y los llamé, produciéndose la siguiente conversación:

-Imprentas ID les da la bienvenida-anunciaba un contestador-Para comunicarse con ventas pulse 1,con administración 2, con distribución 3

Obviamente pulse 3 y esperé unos segundos hasta que una señorita atendió.

- Distribución, Buenas tardes. ¿En qué puedo ayudarle?
- Buenas tardes-saludé-Necesitaría hablar con algun encargado del área por favor
- ¿Por qué asunto es señor?
- Por un libro que compré en la Editorial bk y aun no me ha llegado
- Aguarde por favor
- Gracias

Esta vez no hubo música de fondo pero tuve que esperar bastante en la línea hasta que la voz de un hombre respondió.

-Buenas tardes-saludó- Me dicen que usted está buscando el paradero de un libro
- Así es -respondí.
- Lamentablemente esa información debe solicitarla a la Editorial. Nosotros no podemos...
- Por favor-interrumpí- Ya hablé con la Editorial y con su representante el señor Fulanito pero no supieron darme una respuesta satisfactoria. ¿Sería usted tan amable de tener la deferencia de escucharme?

Por suerte el tipo escuchó atentamente toda la historia y una vez que terminé de relatársela con lujos de detalles se apiadó de mí y me pidió que lo aguardara un momento en la línea.

Al cabo de unos cinco minutos otro hombre se puso al teléfono.

- Señor Iglesias-dijo- Mi nombre es Néstor y soy el encargado de las encomiendas. ¿Su libro es FICCIONARIAS?  

El corazón comenzó a latirme aceleradamente y me quedé mudo por unos instantes hasta que pude responder a su pregunta.

- Así es
- Lo tengo en mis manos señor, ha regresado a nosotros proveniente del Correo Argentino y ya estabamos por destruirlo debido a que no se pudo entregar en su domicilio. Estoy a su disposición ¿Qué desea que hagamos?
- ¡Lo mando a buscar ya! -exclamé-
- Muy bien. Recuerde que estamos hasta las 16.00 hs apunte nuestra dirección

Mis manos me temblaban y comencé a llorar como un chico hasta que pude por fin anotar el domicilio de la Empresa.

- ¿Se encuentra usted bien? -preguntó el encargado.
- Hoy es uno de los días más felices de mi vida-respondí.
- Lo entiendo. ¿Es su primer libro verdad?
- Si-contesté llorando- No sabe cuanto se lo agradezco
- ¿Viene usted?
- No. Enviaré a una persona de confianza a retirarlo
- Digale que me vea a mí personalmente.

Envié a Don Alfredo. El chofer de la Empresa donde trabajo y le pedí encarecidamente que cuidara mi tesoro al recibirlo y que me lo trajera lo antes posible.

Es así que una hora después y cuando me encontraba reunido con mi Jefe llamaron a la puerta. Mi mujer, que trabaja conmigo en la misma Empresa, recibió de parte de Don Alfredo una pequeña caja de cartón del tipo plegable que estaba perfectamente cerrada. Me llamó por el interno y me pidió que fuera a su oficina.  

- Por fin llegó-dijo mi mujer emocionada mientras me lo entregaba.

Abrí la caja muy lentamente y tomé mi libro delicadamente. Pasé mis manos sobre su tapa acariciándolo mientras ella me observaba en silencio y con lágrimas en sus ojos.

Nos abrazamos y luego pegué un salto de alegría tomándo mi libro con mis dos manos y apuntándolo hacia el cielo.

Lloré varios minutos mientras ella me sacaba unas fotos que envié a todos mis familiares y amigos.

Había tocado el cielo con mis manos pero sobre todo sentí que mi sueño más preciado se había cumplido.




FIN


Nota del autor:

Esta es una historia real. En ella pretendí mostrarles como ciertas Editoriales pueden manipular a una persona y tratarla con tanta frialdad sin interesarle lo más mínimo que tan importante es para uno cumplir el sueño de ver publicado su libro.

Aquí no puse en discución si mi obra es buena o mala. Si tiene errores o está perfectamente escrita. 

Aquí he relatado esta historia para que todos aquellos escritores que deseen publicar sus obras se tomen el tiempo necesario para estar seguros con quién o quienes tratan.

Las Editoriales en la web pueden ser a veces un medio importante para publicar pero vayan con cuidado. No todo lo que reluce es oro y no todo lo que ofrecen es tan bueno como parece.

Mi principal error fue haberme puesto ansioso por ver plasmado mi sueño de tener mi libro propio y me hago cargo de ello.

Gracias por haber leído esta historia. Y los invito a leer la próxima en donde contaré otra muy parecida a ésta pero esta vez se encontrarán que también se puede ser estafado y manipulado por una Editorial cara a cara.

Un abrazo
el gallego rebelde  


   
  
Publicar un comentario