Lo Último

SOLEDAD


Soledad, como los grandes brazos de un árbol que detienen al viento,
tú me atrapas a diario, y aunque lo intente todo por escapar, te haces más fuerte y me retienes.

Soledad, después de mucho tiempo ya logro ver tu rostro, limpio y sin marcas,
por que no envejeces, en cambio yo ya me siento un anciano.

Soledad, he comprendido finalmente que nunca te marcharás, 
y que siempre, pase lo que pase, estarás conmigo para secar las lágrimas que derramo por no poder sacarte de mi vida.

Soledad, tu dureza y castigo ya no hacen mella en mí,
por que después de todo, he aprendido a juguetear contigo 
como tu lo haces conmigo, y eso me convierte en tu eterna pareja.

Soledad, tú y yo somos compañeros para toda la eternidad, 
por que ya no encuentro respuestas para cambiar esta realidad.

Publicar un comentario