Social Icons

Lo Último

EL LÍDER 2 CAPÍTULO 47





Tomás y su batallón iniciaron nuevamente su marcha hacia la ciudad Capital de La Patagónica recientemente denominada por el tirano como Hermer Suárez en honor a su detestable tio. Allí se uniría a su otro grupo "El San Martin" que lo aguardaba para recibir sus instrucciones. Mientras esto ocurría las fuerzas Británicas comenzaban a llegar a la zona para apoyar a sus socios y tratar de resolver a su favor el nuevo conflicto desatado. En cada localidad o pueblo donde el ejército del Líder se detenía para aprovisionarse el pueblo respondía saliendo a las calles para darles aliento y también muchos de ellos alistarse en sus filas. En una de esas paradas y mientras Tomás cenaba junto a su comandancia recibió la inesperada visita de Jeremías. Al verlo, todos se pusieron de pie y saludaron realizándose la venia correspondiente en señal de respeto.

-Tomen asiento señores y prosigan con lo que estaban haciendo-les dijo- He venido para dialogar con el Líder.

Los hombres se sentaron nuevamente y Tomás invitó a su suegro a ir a su tienda de campaña. 

-Señor-expresó Tomás- la última vez que nos vimos creí que...
-Lo se amigo mio pero necesitaba informarte de algo muy importante
-¿Ha sucedido algo grave?
-No. Todo está bien y funcionando perfectamente según lo planeado
-¿Entonces?
-Quiero que sepas que una vez que se termine esto y luego de una larga charla que tuve con Pedro el sabio y el joven Guarino hemos tomado una decisión
-¿Qué decisión?
-Destruiremos definitivamente el Trasladador del tiempo
-¿Pero y los soldados virtuales?
-Aguardaremos hasta que regrese el último hombre que hemos enviado y será esa la última vez que tendrás un contacto con nosotros
-Pero señor. ¿No lo veré más?
-Lamentablemente tendrás que acostumbrarte a que en tu tiempo yo estoy muerto y enterrado
-Pero. ¿Y su hija? 
-No debe saber nunca que estuve aqui ¿Tu le has dicho que he venido del pasado?
-Pensaba decirselo y...
-No joven amigo. Deja que ella siga con su vida junto a ti y que me recuerde como era para ella. No le debemos dar expectativas. Complicaríamos más las cosas
-Entiendo. ¿Pero lo veré alguna otra vez hasta ese momento?
-Solo si me necesitas. Ahora debo marcharme.

Jeremías le dió un gran abrazo al Líder y caminó hacia la puerta. Antes de llegar la voz de Tomás hizo que se detuviera.

-¿Señor?

El viejo Líder giró y lo miró directo a la cara intuyendo lo que su yerno estaba por decirle. 

-Lo sé querido amigo. Yo también

El Líder retomó su marcha e impartió ordenes a sus comandantes para que los dos batallones restantes de su ejército que estaban apostados en la ciudad subterránea se le unieran en las cercanias de la llamada ahora ciudad de Hermer Suárez. Los planes de Tomás Andreoli eran los de sitiar y luego atacar al enemigo no sin antes detener a los Británicos para que no pudieran llegar a destino. Entonces como primera medida fue en su búsqueda y los enfrentó cerca de la ciudad de Santa Rosa en La Pampa. Los Británicos intentaron utilizar todo su poder bélico pero increíblemente los leales al Líder conformados en su mayoría por soldados virtuales les asestaron una dura derrota haciendolos retroceder hasta la localidad de General Pico. Los Comandantes del Reino Unido enviaron a un oficial de alto rango que se dirigió en helicóptero hacia Buenos Aires. Allí lo esperaban Sheppard y el Monarca para recibir su informe.

-Coronel ¿Qué ha sucedido? -preguntó el ex Primer Ministro.
-Es increible señor-dijo el militar visiblemente sorprendido-Los atacamos una y otra vez pero nuestros proyectiles no hacían mella en ellos y avanzaban matando a los nuestros como moscas
-¿Pero que está diciendo?
-Lo que escucha señor. No parecían humanos. Las balas los traspasaban sin causarles daño alguno
-¿Pero con qué o quiénes nos estamos enfrentando?
-Aún no lo sabemos pero puedo asegurarle que son invencibles
-Manténganme informado y hagan su bastión en la ciudad dónde se encuentran.
- Si señor
-Ah una cosa más.¿Los han perseguido?
-No señor. Retomaron su marcha hacia la Capital de La Patagónica
-Es lógico ese perro va en búsqueda de Álvaro para apoderarse de ella y atraparlo

Al salir el oficial, el Monarca que hasta allí se había mantenido en silencio miró a Sheppard y le habló.

-No me caben dudas-afirmó- Todo esto tiene que ver con El Trasladador del Tiempo

Publicar un comentario