Lo Último

EL LÍDER 2 CAPÍTULO 44





Jeremías tomó fuerte el volante y aceleró su marcha. Los militares que se encontraban en la barricada comenzaron a disparar a discreción contra el auto.

-Agáchate si no quieres que te maten-le dijo el viejo Líder al tirano-

Varios disparos dieron en el parabrisas y otros en la parrilla y el capot del vehículo pero no pudieron detenerlo y traspasó las barreras de contención. Los soldados entonces volvieron a disparar pero esta vez a los neumáticos. Uno de ellos reventó y el vehículo se desvió del camino violentamente dando varios tumbos. Al llegar al lugar los militares vieron como Jeremías salía por la ventanilla mientras que el Tirano seguía atrapado. Todos corrieron desesperadamente a rescatarlo mientras el auto comenzaba a incendiarse. Finalmente pudieron lograrlo y lo alejaron varios metros produciéndose una explosión. A pesar de estar golpeado y conmocionado Álvaro dio una orden a sus hombres.

-¡Detengan a ese perro!

Los hombres se dieron vuelta buscando al viejo Líder pero éste había desaparecido.

Los cancilleres estaban reunidos en el edificio de la OTAN. El clima allí era tenso y se escuchaba atentamente al representante del Reino Unido.


-Durante muchos años-decía el Británico-Nuestras naciones se mantuvieron unidas y aliadas. Sin embargo hoy nos enteramos que fuimos traicionados por muchos de ustedes.
-¿Traición?-preguntó el representante francés-Ustedes han decidido tomar decisiones unilateralmente sin consultar nada a nuestro organismo ¿Y habla de traición? 
-Hubo quizás una desinformación de parte nuestra debido a las circunstancias y...
-¿Desinformación? -interrumpió el representante alemán- Ustedes han invadido un territorio aduciendo sentirse preocupados por sus intereses debido una hipotética invasión a las islas Malvinas que solo estaba en vuestra imaginación  ¿y nos habla de desiformación?
-No nos falten el respeto -contestó enojado el británico- Muchas de las incursiones que varios de los paises que componen la OTAN han realizado sin previa aceptación del organismo fueron luego apoyadas por el solo hecho de mantener las buenas relaciones y las ventajas que devinieran de ese proceder y ahora se rasgan las vestiduras por lo que hicimos nosotros.

Un silencio se hizo en la sala por unos momentos hasta que el canciller británico continuó con su disertación.

-Exigimos como integrantes de esta organización que se retiren inmediatamente todas las fuerzas que nos amenazan en aquella región y solicitamos por este intermedio vuestro apoyo para salvaguardar nuestros derechos legítimos según las reglas votadas oportunamente por todas las naciones que componen la OTAN.

El Español Rodriguez de la Fuente. Presidente del concejo de seguridad tomó entonces la palabra.


-Señores. Haremos un cuarto intermedio para luego realizar una votación sobre lo expuesto por el gobierno del Reino Unido. Hasta entonces declaro una tregua que deberá ser respetada por las partes sin excepción. Nos volveremos a reunir en cuarenta y ocho horas. Se levanta la sesión.

Cuarenta y ocho horas despúés y como habían acordado el Concejo de seguridad de la OTAN volvió a reunirse. Luego de algunas disertaciones más por parte de los cancilleres de Francia, Rusia e Italia se inició la votación que dicidiría nada más y nada menos que los destinos del mundo. El escrutinio fue muy cerrado pero finalmente ganó la posición Británica aunque debió acatar varias condiciones para poder continuar con el conflicto y recibir el apoyo del Organismo. Dos semanas posteriores a esta trascendental decisión el canciller del Reino Unido se reunió con sus pares del O.P.L.U y acordaron un cese total del fuego. Como muestra de buena voluntad el invasor desistió de tomar territorios y solo se asentó en Argentina donde luego de firmar un tratado con el Tirano el país quedó dividido en dos. Los Británicos instalaron bases en las provincias de la Mesopotámica y la Pampeana dominando en su totalidad esa parte del pais mientras el gobierno de Álvaro Suárez se apoderó de la Montañosa y la Patagónica. Ya nada sería igual y sin Líderes de los Leales el pueblo que en principio se mostró activo mediante protestas multitudinarias fue aceptando lentamente su suerte luego de que fuera varias veces reprimido perdiendose en esas reyertas gran cantidad de vidas. Tanto Tomás como Jeremías habían desaparecido y nada se sabía de ellos. A esto se le sumaba que el comandante Talamonti se encontraba prisionero en una de las tierras del Olvido entonces dominar la situación para el Tirano fue algo mucho menos dificultoso de lo que pensaba. Tomó medidas económicas extremas y negoció con el FMI un préstamo innecesario ya que la deuda era de cero al tomar el poder con tasas usureras que solo le causaron al pais un gran daño y pronto el hambre, la falta de empleo y la creciente inseguridad dominaron por completo el territorio. Sheppard regresó a Gran Bretaña y fue condecorado por el Rey y las dos cámaras. Peterson padeció un juicio político que lo envió a la cárcel y Grant siguió en el poder.

Dos años después


Varios científicos Británicos trabajaban a destajo en el Trasladador del tiempo aunque sin muchos resultados. Guarino el sabio dejó sin chances de descubrir el verdadero funcionamiento ya que al verse acorralado decidió suicidarse pero antes de su fatal final lo destruyó e incendió el laboratorio que se encontraba en el Ministerio Tecnológico. 
Británicos y Tiranos pudieron recuperar el equipo alojado en la casa del sabio en Buenos Aires pero a pesar de invertir millones en el proyecto nunca pudieron utilizarlo.

Mas de quinientas personas vivían en la ciudad subterranea de la montañosa. Habían huido de la barbarie desatada. Muchos de ellos eran hombres y mujeres brillantes y que antaño fueron los grandes referentes que junto al viejo Líder lograron con mucho esfuerzo los grandes avances sociales luego de aquella revolución del 2015. 
Esa ciudad era una fiel muestra de ello ya que se construyó para albergar a los ciudadanos en caso de una emergencia nuclear o si alguien se apoderaba del poder como ahora estaba sucediendo. Quién guiaba a esa gente e intentaba rearmar a los Leales era ni más ni menos que Tomás Andreoli. El Líder


Tomás daba un paseo por el hermoso jardín artificial creado en la ciudad subterránea. Necesitaba estar solo y pensar sobre todo los acontecimientos vividos que devinieron en la catástrofica derrota en manos de los Tiranos. Sin su ejército y sin ya el apoyo del propio O.P.L.U que decidió firmar un tratado de paz con los Británicos solo le quedaba salvaguardar a la hermandad y volver a realizar un verdadero trabajo de hormigas para y como hizo su antecesor Jeremías Díaz lograr el bienestar de su pueblo que estaba siendo castigado duramente como en el pasado. Sin embargo y a pesar de todo aún tenía las fuerzas intactas para luchar contra la tiranía y también el apoyo de numerosas mentes brillantes que le serían de gran utilidad para intentar lo imposible. Al regresar a su despacho se encontró con una visita inesperada. Era el viejo Líder.

-Señor ¿Es usted?
-Si querido amigo
-Pero como...ah entiendo. El trasladador del tiempo
-Como verás sigue funcionando a pleno
-¿Que hace aquí?
-He venido para ayudarte y darte muy buenas noticias
-Ya no hay de ellas por aqui. Hemos sido derrotados por el enemigo  y su socio Británico
-Lo se, pero aunque no lo creas aún podemos recuperar el territorio perdido
-¿Pero cómo? Ya no tengo ejército y ni siquiera contamos con el apoyo del O.P.L.U. apenas me acompañan quinientas personas que son brillantes en lo suyo pero no tienen ni idea de tomar un arma y aunque los entrene convenientemente ¿Qué podriamos hacer? somos un grupo minúsculo comparado con los miles y miles que posee el enemigo sin contar que...
-¡Tomás! -Interrumpió Jeremías gritándole- ¡Eres ahora el Líder y el pueblo te necesita más que nunca!
-Puras palabras Señor. Admitámoslo, no estuve a la altura de las cirscuntancias 
-No te culpes. Todos en mayor o menor medida hemos cometido errores que nos llevaron a vivir esta situación ya sea en el pasado como en el presente. Ahora escúchame y pon atención.

Tomás se echó hacia atrás en su sillón y asintió con su cabeza al pedido de Jeremías. Este entonces comenzó a explicarle su plan. 

-Cuando Pedro el sabio me envió a rescatarte-comenzó diciendo- descubrió algo increible que se produjo y por lo cual y cómo ahora esta sucediendo mi presencia fue virtual. Por lo cual si el enemigo intentaba hacerme daño no podía hacerlo.
-¿Entonces?
-Hemos trabajado en estos dos años y hace dos semanas Pedro me llamó para que viera los resultados.

Jeremías sonreía y Tomás esperaba ansioso como un niño a punto de recibir un regalo inesperado.

-¡Señor! ¡Por favor!-exclamó ansioso el joven Líder-digame que pasó
-Pues hemos perfeccionado de tal manera el Trasladador del tiempo que podrás contar con unos dos mil soldados virtuales en el término de dos meses y se multiplicaran más y más cada vez que los necesites. De esta manera tendrás un ejército indestructible para derrotar al enemigo en poco tiempo
-¿Es eso posible?
-Lo es. Solo deberás organizarlos cuando lleguen aquí y rescatar a Talamonti, Pardo y Blásquez para que te ayuden
-Señor sépalo
-Dime
-Usted es mi ángel de la guarda
-Lo soy 







  
Publicar un comentario