Lo Último

EL LÍDER 2 CAPÍTULO 40

Finalmente el Reino Unido acudió a la reunión de la OTAN para dar explicaciones por el conflicto desatado en Sudamérica. El clima en el recinto era tenso y una vez expuestas por el canciller Británico las razones por las cuales se vieron obligados a proceder en la región fue cruzado duramente por su par Alemán quién amenazó con tomar medidas extremas si Gran Bretaña no desistía de sus propósitos de apoderarse de esos territorios. En ese mismo sentido se pronuciaron los Estados Unidos, Francia, Rusia y España y solo el gobierno Italiano extrañamente se abstuvo de tomar partido en el asunto.

El O.P.L.U. a pedido del Líder envió treinta caza bombarderos para cubrir su retirada de Villa la Angostura. Estos atacaron a los Británicos que se encontraban a pocos kilómetros del lugar prestos ya a caer sobre los Leales. Sin embargo no pudieron detenerlos y se produjo un enfrentamiento cerca de Confluencia donde luego de varias horas de combate fueron derrotados por el enemigo.

En su tienda de campaña el Líder aguardaba la llegada de los invasores para entregarse y así evitar más bajas en sus filas. Unas horas después fue detenido y llevado a la Capital de la Patagónica para ser entregado al Tirano. Este lo recbió en su despacho.

   Nuevamente nos vemos las caras—le expresó con ironía—Ya te estaba extrañando
   No puedo decir lo mismo
   Has faltado a tu palabra y los tuyos pagarán por ello ¡Llévenselo!

Dos guardias ingresaron y lo retiraron del lugar para encerrarlo en en el tercer subsuelo del edificio hasta que el tirano decidiera que hacer con él. Los pocos hombres que sobrevivieron de su ejército sufrieron un destino parecido pero en las tierras del olvido. 

Talamonti enterado de la suerte corrida por el Líder se reunió con la comandancia del O.P.L.U. para decidir los pasos a seguir. La derrota sufrida por el Líder en Confluencia agravaba aún más la situación y ellos estaban por correr la misma suerte ya que los Británicos comenzabán a traspasar sus filas
a fuerza de bombardeos y ataques continuos que los fueron desgastando.

   Señores—expresó Talamonti—La situación ha empeorado y me temo que sufriremos una derrota final
   Yo propongo—respondió el General Garcia del Perú—Que intentemos replegarnos hasta Buenos Aires para esperar allí a nuestros refuerzos. Aún dominamos las dos provincias y podemos reagruparnos. 
   ¿Cómo haremos para evitar al enemigo?—preguntó Ortiz del Paraguay. Ya los tenemos encima nuestro
   No tenemos opción—contestó Talamonti— Solo contamos con cuatro mil hombres y escaso material bélico, si les presentamos batalla esto se convertirá en una carnicería por lo tanto sugiero que marchemos hacia el centro del país para luego tratar de alcanzar la Mesopotámica.
   Pero General—dijo Tejedor del Uruguay— Es un viaje extenso y nuestra tropa no resistirá. Eso sin contar que el enemigo nos perseguirá hasta darnos alcance
   Es eso o la muerte  

Jason Brady volvió a los Estados Unidos muy preocupado. Íntimamente sabía que el gobierno Británico no daría marcha atrás en sus planes de dominación de Sudamérica y eso dañaba seriamente los intereses de su país. Entendía también que si se intervenía en el conflicto se ingresaría en un camino sin retorno hacia la tercera guerra mundial. Al llegar, los medios de prensa lo asediaron buscando respuestas pero él evitó contestar al requerimiento periodístico. Ya en la Casa Blanca solicitó la presencia del Comandante en Jefe Hamilton para informarle de la situación.

— Lo he llamado para solicitarle que prepare a nuestras fuerzas. Enviaré al Congreso un pedido de intervención en la Argentina
— ¿Iremos contra el Reino Unido?—preguntó el General—
— Me temo que si no reveen su postura deberemos tomar cartas en el asunto para salvaguardar nuestros intereses en la región.
— Señor, con el debido respeto ¿Sabe lo que esto significa?
— Lamentablemente si General

El ejército del O.P.L.U. se replegó marchando hacia la ciudad de General Pico en La Pampa. Como era de esperarse los Británicos iniciaron la persecución de su enemigo enviando parte de sus fuerzas hacia allí y el resto continuó hacia Buenos Aires. La idea era recuperar lo antes posible la Capital para luego atacar Montevideo en el Uruguay.

Guarino fue finalmente capturado cuando se dirigía con su custodia a la ciudad de Rosario y fue trasladado inmediatamente a San Carlos de Bariloche. El tirano enterado de la noticia llamó a Sheppard para que concurriera a su despacho.

— Hemos atrapado al científico—le comentó a su socio— Puedes informarle a su Majestad que sus deseos podrán ser cumplidos en un breve tiempo
— Excelente—contestó el ex Primer Ministro— Solo nos queda entonces saber como es el funcionamiento de esa maldita máquina
— Tengo un plan al respecto. Una vez que el sabio llegue lo obligaremos a poner en funcionamiento el Trasladador del tiempo y que nos revele todos sus secretos. Según pude averiguar esa máquina bien utilizada y perfeccionada podría hacernos por ejemplo volver al pasado y hasta cambiar la historia. Mi idea es alertar a mi tío Hermer antes de que se produzca su muerte y de esta manera le salvaría la vida para luego trasladarlo a nuestro tiempo
— Pero Álvaro se podrían correr grandes riesgos intentándolo. Es una locura
— Por mi Tío Hermer vale arriesgarlo todo
Publicar un comentario