Lo Último

EL LÍDER 2 CAPÍTULO 27

El joven Guarino no podía creer aún lo que se le presentaba ante sí. Mediante un proceso en el que buscaba ajustar adecuadamente el funcionamiento del Trasladador del tiempo descubrió que se podrían ver imágenes en vivo del futuro y de esta manera controlar de una manera asombrosa los acontecimientos aunque sin poder trastocarlos para no causar algún tipo de desestabilización que produjera un riesgo de todo lo establecido. 
Al comentárselo a su maestro éste lo observa con cierta incredulidad al principio pero al ver el trabajo supo que algo grandioso pero a la vez muy peligroso podría suceder.

—   Realmente has hecho un trabajo formidable mi joven amigo—lo felicito Pedro el sabio—
—   Gracias profesor pero todo se lo debo a usted
—   No minimices tu logro Juan Manuel Esto es algo que te pertenece y trascenderá más allá de los tiempos aunque hay algo que me preocupa
—   Lo sé, si cae en manos equivocadas…
—   Exacto. Puede hacer peligrar la estabilidad del mundo. Imagínate que cayera en manos de gente como ese tirano. No quiero ni siquiera imaginar lo que ocurriría
—   ¿Se lo dirá a Tomás?
—   Aún no. Su ansiedad podría ser contraproducente. Realicemos primero algunas pruebas más antes de informárselo.

El viejo Lider llegó pasada la medianoche a la ciudad de Foz de Iguazú y se reunió en su tienda de campaña con los Generales Costa Silva (Brasil) Ormeño (Paraguay) y Machado (Uruguay) para ultimar los detalles de la futura incursión sobre Puerto Iguazú. Dos horas después convinieron en avanzar sobre la ciudad fronteriza argentina que estaba custodiada solo por hombres de Alvaro Suarez. No tuvieron demasiada dificultad en derrotarlos tras una debil resistencia y pudieron reducirlos logrando pisar suelo argentino. Las tropas Británicas retrocedieron unos mil kilómetros y esto les dio tiempo para marchar sin tropiezos. La idea de Jeremías era reunirse a mitad de camino con el Primer Ministro británico quién tenía que volver en breve a su país ya que asuntos de estado demandaban su presencia.con urgencia. Igualmente éste dejaría a un hombre de su entera confianza en su nombre para estar permanentemente informado de los acontecimientos que se produjeran en la zona de conflicto. En el atardecer del dia 03 de diciembre del año 2047 los dos hombres tuvieron un nuevo encuentro.

—   Como le prometí—dijo Peterson— He retirado a nuestros hombres para que el ejército que usted comanda pudiese ingresar sin tropiezos. Igualmente deberemos encontrar una manera para que cada uno sepa los movimientos del otro evitando así un enfrentamiento
—   ¿Puedo hacerle una pregunta?
—   La que quiera
—   ¿Porqué hace esto? Le sería más fácil como están dadas las cosas que usted se hubiese mantenido al margen sin complicarse la vida. Recíen comienza su gobierno y no debe convenirle tener problemas desde el vamos.
—   Le confesaré algo—expresó Peterson—
—   Lo escucho
—   Mi padre vivió en carne propia un conflicto. Fue hace muchos años y me contó cuando era solo un niño como vio morir jóvenes injustamente por horrores no solo cometidos por el gobierno de mi país si no que también por el enemigo y siempre quedó en mi mente ese hecho. Antes de morir, me pidió algo que me sorprendió pero a lo que no pude negarme y desde ese día y hasta hoy esperé el momento para cumplir con lo prometido.
—   ¿Qué fue lo que le pidió su padre?
—   Yo había iniciado mi carrera política y siempre soñé con ser Primer Ministro       
—   No entiendo. Explíquese
—   No sé porqué pero mi padre siempre supo que llegaría a ser el primer hombre de mi país y fue por eso que me pidió algo muy complicado pero a la vez justo. Ese deseo era devolverle la soberanía de unas islas muy lejanas de nuestra patria a su verdadero dueño. 
—   Su padre entonces combatió en....
—   Malvinas


Sheppard enterado de que las tropas británicas retrocedieron por órdenes impartidas por Peterson estalló y realizó un llamado al monarca.

—   Lo que escucha majestad—comentaba Sheppard—
—   Pero eso es imposible. Yo mismo le dije que se pusiera a su disposición
—   Pero no lo hizo y creo que está jugando sus cartas en favor del enemigo
—   Eso es alta traición y lo haré pagar por ello ¿Alguna novedad sobre
el Trasladador del tiempo?
—   Estamos trabajando en ello, pronto tendrá noticias
—   Sheppard me estoy cansando. Sépalo
—   Mi Señor, hemos avanzado mucho pero aún falta camino por recorrer
—   No quiero más excusas, le daré una semana ¿Entiende?
—   Si su majestad.

Peterson realizaba una inspección a sus tropas quiénes estaban apostadas a varios kilómetros del supuesto enemigo. Mientras tanto Jeremías y el ejército del O.P,L.U. avanzaban sin resistencia y ya se acercaban a las costas bonaerenses.Álvaro enterado de esto envió cinco mil hombres hacia la zona para tratar de defenderla. El choque era inminente. Por otro lado las milicias comandadas por el general Talamonti también estaban en movimiento yendo hacia la patagónica (bastión del tiran) Planeaban mediante incursiones esporádicas pero efectivas mantener en vilo al enemigo para de esta manera obligarlo a dividirse. 

El primer enfrentamiento se produjo a unos cien kilómetros de la ciudad de Rosario en la provincia de Santa Fé. El combate fue intenso y sostenido por varias horas pero los dos ejércitos a pesar de sufrir numerosas bajas conservaron su posición. Diversos bombardeos producidos por aviones caza de las fuerzas del O.P.L.U. atacaron una y otra vez las posiciones tiranas. Éstos respondieron a la agresión con misiles anti aéreos y fueron derribadas siete naves leales aunque sufrieron numerosas pérdidas de equipamiento y bajas en sus filas que los hicieron retroceder unos cincuenta kilómetros para rearmarse. Aprovechando la situación, Jeremías Díaz ordenó avanzar y el 3 enero del año 2048 ingresó a Rosario tomando la ciudad. Muestras de júbilo se vieron mientras el viejo Líder pasaba por las calles dirigiéndose a la Intendencia. Por su parte Talamonti realizó varias incursiones comandando a las milicias mediante ataques cortos pero sorpresivos que sorprendieron a las fuerzas de Álvaro Suárez que tuvo que posponer su viaje para unirse a sus tropas en el territorio santafesino. De esta manera lo planeado por el viejo Líder y sus hombres surtió el efecto esperado ya que gracias a estas incursiones lograron dividir al enemigo y mantenerlo en vilo continuamente. 


Peterson reunió a su plana mayor para decidir los pasos a seguir. De ese encuentro también participaba Sheppard quién increpó directamente al Primer Ministro.


—   Peterson ¿Qué diablos está haciendo? —preguntó a su sucesor— 
—   Por el momento no intervendremos—contestó el Primer Ministro—Este es un conflicto interno que deberá dirimirse entre ellos
—   ¿Pero que está diciendo? Esto afecta directamente a los intereses de nuestro país. Para eso invadimos estos territorios, de esa manera nos resguardamos de un posible ataque de los
argentinos tratando de recuperar las Malvinas.  
—   Usted y yo sabemos que eso no es cierto Sheppard. Por lo tanto mi decisión apunta a pacificar las aguas 
—   ¿Pacificar? usted está traicionando a sus compatriotas y ¡A su rey!
—   Mida sus palabras Sheppard o tendré que dar la orden de detenerlo
—   Hablaré de esto con su majestad y tendrá que responder a él
—   No lo hará ¡Guardias! —Gritó Peterson-

Al instante dos policías militares ingresaron a la tienda de campaña


—   Detengan a este hombre
        
Publicar un comentario