Social Icons

Lo Último

EL LÍDER 2 CAPÍTULO 21

Guarino el sabio estaba mal herido y ya su pierna comenzaba a sangrar de una forma más que preocupante. Tomó su botiquín y se realizó curaciones así mismo para intentar detener la hemorragia aunque ya sentía que su cuerpo levantaba fiebre y que una infección se estaba apoderando de él. Deberé —pensó — buscar ayuda en alguien de confianza que pudiera asistirlo y recordó a un viejo amigo de la escuela al cual no veía desde hacía más de diez años cuando él emigró con su madre hacia la montañosa. Buscó en su vieja agenda su número y al hallarlo realizó un llamado desde su celular.

   ¿Hola? —se escuchó el saludo del otro lado de la línea—
   Hola Vicente. Soy Juan Manuel
   ¿Juan Manuel? ¡Cuánto tiempo!
   Es verdad. Necesito tu ayuda como médico
   ¿Qué te sucede?
   Es largo de contarte ¿Podrías venir a la casa de mi padre?
   Pero.. ¿No fue destruida en la revolución?
   Aún sigue en pie aunque yo estoy en el laboratorio que está
en el subsuelo, ¿Te acuerdas de él?
   Por supuesto
   Ven pronto entonces, fui herido de bala por la policía

El médico llegó una media hora después y se dirigió directamente al sótano. Al bajar observó a su amigo tirado en el piso y corrió hacia él. Ya estaba muy afiebrado y se encontraba casi inconsciente.

   Juan Manuel—Dijo el médico—Aquí estoy
   Hola amigo —Contestó Guarino—
   ¿Pero que ha pasado? ¿Quién te hirió?
   Soy buscado por el nuevo gobierno. Soy un prófugo

El médico trató de convencerlo para que fueran a un hospital pero el sabio se negó.

   Necesito que me saques la bala aquí
   Es imposible lo que me pídes Juan Manuel
   Hazlo por favor

Enterado por Peterson de las nuevas novedades el viejo Líder solicitó una nueva reunión del Consejo de seguridad del O.P.L.U para decidir los pasos a seguir. Mientras tanto el Primer Ministro ordenó que sus fuerzas regresaran a los territorios ocupados.. 

Sheppard y Álvaro dialogaban sobre los últimos acontecimientos

.
   Todo está en orden—dijo el ex Primer Ministro—ahora deberemos abocarnos a solucionar nuestro problema ¿Hay novedades?
   Aún no pero ya sabemos dónde puede estar el tal Guarino
   Excelente


Guarino el sabio fue operado por su amigo quién improvisó un quirófano en el propio laboratorio. La intervención fue exitosa pero su paciente aun tenía un estado febril y eso indicaba una infección que si no cedía con los antibióticos que le inyectó podrían llevarlo a la muerte. Estuvo cuidándolo dos días y solo salía del lugar para ir en búsqueda de medicación y víveres.En una de sus salidas el médico que se cuidaba mucho al hacerlo para no ser visto notó ciertos movimientos en las calles cercanas a la vivienda que no eran habituales y sospechó de que seguramente la milicia estaba tras los pasos de su amigo. Alarmado volvió al subsuelo pero al ir llegando una voz lo detuvo

   ¿Guarino? —Le preguntaron—

Al darse vuelta se encontró con dos hombres vestidos como andrajosos y quiso escaparse. Uno de ellos se le abalanzó y lo tumbó al suelo el otro ayudó a dominarlo. Ya en el piso el médico intentó en vano zafarse de sus captores pero uno de ellos le habló para tranquilizarlo.


   Quédese tranquilo profesor—Le dijo—Somos de los buenos
   No soy Guarino—explicó el médico—
   ¿Entonces que hace aquí?
   Yo pregunto lo mismo

El hombre se separó del médico y lo ayudó a levantarse, le hizo una seña a su compañero quien desapareció de inmediato y se presentó.

   Me apellido Pasini y soy el segundo comandante de la resistencia Leal al Líder. Mi jefe Valentín Pardo fue capturado por los tiranos. Tengo contacto fluido con Jeremías Díaz y él me pidió que ubicara a Guarino el sabio quién corre gran peligro ¿Usted lo conoce?

El médico dudó un momento pero decidió finalmente confiar en lo que le decía este hombre.

   Acompáñeme, mi amigo esta mal herido

Los dos bajaron por las escaleras y se dirigieron hacia donde estaba el sabio. Poco después la resistencia decidió trasladarlo rumbo a un lugar seguro para que se siga reponiendo no sin antes retirar las tres piezas fundamentales que hacían funcionar al Trasladador del tiempo. En el viaje, Guarino se enteró que una vez que estuviera repuesto intentarían llevarlo a la frontera para que cruzara hacia Brasil. Al principió quiso negarse debido a que deseaba continuar con su trabajo para tratar de regresar a Tomás Andreoli al futuro pero pronto comprendió que al ser el hombre más buscado por los tiranos esto le sería imposible.Pasini quién estaba rearmando a los rebeldes acompañó al sabio hasta el cuartel general y luego se reunió con sus compañeros para ultimar los detalles de un plan trazado que tenía un objetivo claro y definido. Rescatar al comandante Rodrigo Talamonti.




Publicar un comentario