Lo Último

EL LÍDER 2 CAPÍTULO 20

Dos frentes de conflicto se abrieron luego de la asunción del Primer Ministro Peterson quién envió a la cámara de los comunes dos pedidos puntuales. El primero fue el que le había prometido a Jeremías Díaz y el segundo el juicio político a Sheppard. Ésto último no era tan sencillo debido a que una vez que fuera aprobado se abrirían instancias no solo políticas sino que también judiciales para tratar de comprobar la culpabilidad del acusado. Esto lógicamente fue aprovechado por Sheppard para salir cómodamente del país antes de la votación y así asentarse en su nuevo territorio. Ya se habían firmado los contratos entre Álvaro y él e increíblemente el tirano argentino le había cedido a su nuevo socio mediante ficticias inversiones de empresas inglesas que nombraron al ex Primer Ministro como su presidente dos provincias de las cuatro que componían el país para que hiciera y deshiciera de ellas a su antojo. Nombraron en conjunto dos laderos que oficiaban de Gobernadores aunque en realidad Sheppard sería el amo y Señor. Lo único que les preocupaba era el proceder de Peterson ya que al retirar a las fuerzas británicas del territorio perderían gran cantidad de hombres y armamentos pero también contaban con muchos militares ingleses corruptos que adherían firmemente a su causa y todos los mercenarios que con tal de que se les pague una cifra conveniente lucharían bajo su mando.

La Armada inglesa comenzó a retirarse de los territorios ocupados lentamente sin sufrir por parte de su nuevo enemigo Sheppard ningún ataque. En realidad ésta era una táctica ideada por él para no sufrir ningún percance que afectara sus intereses.Peterson también decidió no intervenir por el momento hasta no tener la aprobación de su parlamento con respecto al juicio político de su rival y esto se demoró más de lo esperado.Lo único que pudo hacer fue firmar tratados con el O.P.L.U de mutuo apoyo y de esta manera se ejerció un estricto control en las fronteras de Uruguay, Paraguay, Bolivia y Brasil quiénes custodiaron las mismas reforzándolas con sus ejércitos más los soldados proporcionados para las tareas por el Reino Unido. Sin embargo no se dejó de lado la recuperación del territorio en manos del tirano y en poco tiempo se intentaría recuperarlo para devolvérselos a sus legítimos gobernantes. Sin embargo ocurriría algo inesperado que trastocaría las buenas intenciones de Peterson. El Rey lo invitó al Palacio de Buckingham para darle la formal bienvenida aunque en realidad su interés era otro.

   Felicitaciones Primer Ministro—Dijo el Monarca—Y bienvenido
   Gracias su Majestad
   Aprovechando que está aquí me gustaría tratar con Usted algunos asuntos que me preocupan y mucho
   Lo escucho
   Es sabido que la Cámara de los comunes tiene un pedido suyo para realizarle un juicio político a Sheppard
   Es correcto
   Quiero pedirle un gran favor
  Usted dirá que necesita
   Déjelo sin efecto
   Pero Majestad
   A nuestra nación le haría mucho daño si esto prosigue
   El daño fue hecho por él y hoy estamos pagando las consecuencias
   Debo reconocer que ha cometido muchos errores pero no es bueno que nos vean en el mundo como un país fragmentado. Necesitamos ahora estar más unidos que nunca ¿No lo cree?
   Pero mi Señor …
   En la Cámara de los Lores están muy preocupados por esto y yo también por eso es que se lo estoy pidiendo
   ¿Tengo alguna opción de revertir su pensamiento? —Preguntó el Primer Ministro
      visiblemente contrariado—
   No. No la tiene. Además deberá hacer otra cosa muy importante
   Lo escucho
   Apoyará a Sheppard en los territorios ocupados.Dé la orden para que nuestro hombres vuelvan a Sudamérica
   Pero Majestad he firmado tratados con el O.P.L.U de mutua colaboración para devolverles sus…
   Peterson —volvió a interrumpir el Monarca—No me está entendiendo. Necesito que lo haga. No estoy discutiendo ésto con usted. Se lo estoy ordenando
Publicar un comentario