Lo Último

EL LÍDER 2 CAPÍTULO 5


Guarino se comunicó inmediatamente con el Comandante Talamonti informándole de todo lo que estaba sucediendo y éste hizo lo propio con Jeremías yendo los dos inmediatamente al edificio Tecnológico y científico.

— Profesor —comentó Jeremías preocupado — ¿Puede solucionar este problema?
— No lo sé. Ahora mismo tres de mis mejores colaboradores están revisando la maquina buscando el fallo que produjo esto
— ¿Qué consecuencias podríamos tener si no se soluciona este problema?
— Es imposible afirmar algo pero puede suceder que el Líder no regrese nunca más a este tiempo

Tomás y su madre fueron hacia la cocina y mientras el Líder la observaba feliz
por volver a verla ella no entendía la razón porque no había viajado a ver a su tío moribundo.


—Eres un cabeza fresca hijo—lo reto ella—

No podía imaginar por todo lo que él había pasado y el joven prefirió por el momento no decirle nada.

    -Perdí el pasaje y no hay otro hasta mañana.
— Entonces deberás sacar dos, es mi hermano y aunque el pidió que yo no fuera a verlo por vaya a saber qué razones estúpidas que no conozco esta vez no le haré caso e iré contigo ¡Se está muriendo válgame Dios!
— Mamá, debemos respetar su voluntad, el tío es así y...
— No hay más nada que hablar prepararé mi valija y viajaremos juntos
— Hay algo que tienes que saber—dijo Tomás con tristeza—
— ¿Qué?
— El tío no pasará de esta noche. Es cosa juzgada
— ¿Y tú como lo sabes?
— Hay una carta que te he dejado en el lavadero, ahí lo explica todo.
— Tomás, no me asustes
— Mamá, léela por favor

Ella fue a buscarla y volvió. Abrió el sobre y comenzó a leerla. Mientras lo hacia su cara se iba transformando y pasando de un estado al otro. Por momentos era de incredulidad, luego desconcierto y finalmente de tristeza.

— Esto es muy difícil de creer —comentó ella al finalizar la lectura—
— Sabes que nunca te he mentido
— Lo sé pero entiende que esto está fuera de toda lógica
— Lo es pero asi sucedió y además tu sabias de la existencia de la hermandad y lo que tenían planeado para mi futuro
— Claro que lo sabia
— Entonces ¿Si no fuera verdad lo que te escribi ahí como lo se yo sin haber salido nunca de este pueblo?

La madre de Tomás se terminó por convencer de que todo era cierto y abrazó a su hijo. Acarició tiernamente sus cabellos. Tomó su cara entre sus manos y le habló.

— ¿En qué puedo ayudarte?
— Solo quise evitarte un sufrimiento. Por eso he regresado al pasado. Ahora debo buscar la forma de volver allá. Me necesitan más que nunca y tengo una gran responsabilidad. Soy su Lider y todos confían en mi
— Lo entiendo, ¿Pero te veré en el futuro?

Tomás miró a su madre con pena y ésta se dio cuenta de que esto no sucedería. Volvieron a abrazarse y se quedaron asi varios minutos. Aun el Lider no entendía que era lo que estaba sucediendo en el futuro pero pronto se daría cuenta de que su regreso seria casi imposible.

Publicar un comentario