Social Icons

Lo Último

EL LÍDER 2 CAPÍTULO 1

El auto estacionó frente a la embajada y de él se bajaron dos sujetos que fueron recibidos inmediatamente. Uno de ellos portaba un portafolio negro y lucía un traje de fina seda italiana el otro iba un tanto informal con una chomba de colores vivos. Al ingresar se anunciaron al secretario quien los condujo ante el embajador.

— Álvaro Suarez, un gusto volver a verte
— Gracias excelencia, le presento a mi hermano Augusto
— Un placer conocerlo joven
— Lo mismo digo
— ¿Tiene novedades para mí?—preguntó el trajeado—
— Excelentes diría yo, me he reunido hace dos días con el premier británico y el está de acuerdo en que iniciemos lo antes posible las operaciones
— Muy bien, avisaré a los nuestros para que estén listos, ¿Que dicen desde Malvinas?
— La Armada aguarda instrucciones, además varias naves camufladas como pesqueros se dirigen al puerto de Buenos Aires.
— Esos inútiles olvidaron reforzar esa zona tan sensible a la que abandonaron hace más de treinta años. Por allí ingresaremos y también invadiremos Uruguay.
— Igualmente no deberemos descuidarnos, esa gente logro derrotar a tu tío Hermer contando con menos recursos pero mostrando una gran inteligencia a la hora de presentar batalla
— Esta vez no será igual y haré realidad el gran sueño de mi tío
— Usted sabe que si esto sale como pensamos el primer ministro desea solo una cosa
— El trasladador del tiempo. Y lo tendrá una vez que yo esté instalado en el poder.
— Muy bien, a trabajar entonces

Tomás estaba reunido con la plana mayor de las fuerzas Leales (nombre que se les dio en la guerra civil contra los Tiranos). En ella se estaban tratando diversos temas pero uno de ellos sobresalía claramente. El servicio secreto les paso un informe sobre movimientos de naves de guerra que el Imperio Británico envió hacia las Islas Malvinas. Si bien en los últimos días solo se observaban maniobras habituales esto preocupaba al Líder que se los hizo saber a sus colaboradores.

— Es un tanto extraño que los ingleses hayan reforzado tanto el área de exclusión
— Visto y considerando los acontecimientos que sucedieron hace dos años aquí y que reforzamos nuestras fuerzas quizás hayan pensado que en algún momento podríamos querer tomarlas a la fuerza. Nuestro poderío se ha incrementado notablemente y esto seguramente ha llegado a sus oídos.—Comento Talamonti—
— Puede ser, aunque deberemos estar atentos para no sufrir ninguna desagradable sorpresa
— Lo haremos
— Muy bien, entonces doy por concluida esta reunión, debo trasladarme a la ciudad de Jeremías, tengo que supervisar personalmente como está funcionando la creación de Pedro el sabio. General Blazquez le solicito que haga un refuerzo de la seguridad del perímetro. El Trasladador del tiempo deberá ser custodiado las 24 horas.
— Así se hará Señor
— Gracias
  
Tomás se subió al helicóptero que lo esperaba y este despego. Mientras viajaba recordaba a su viejo amigo el sabio que en uno de los ultimos encuentros que tuvieron antes de su muerte le revelo su gran secreto. El Líder le expresó que lo utilizaría solo en casos extremos y para el bienestar de la sociedad. Esa fue la promesa que le hizo y la cumpliría. 

El gran edificio tecnológico y científico fue levantado un año después de la guerra civil, las obras demandaron ese tiempo hasta que pudo ser inaugurado. El Líder ingreso por la puerta principal y fue recibido por el Profesor Juan Manuel Guarino. Éste había sido un cercano colaborador de Pedro el sabio y era ahora quien llevaba a cabo los ensayos para mejorar el Trasladador del tiempo. Si bien el gran equipo funcionaba perfectamente siempre se buscaba mejorarlo para una utilización optima. Los dos hombres se dirigieron hasta la sala principal y dialogaron al respecto.

— Profesor, me temo que en breve tendré que realizar un viaje al al pasado
— Señor, debo advertirle que esa parte del proyecto aun está en una fase beta y podría causar inconvenientes
— Lo sé pero me es imperioso hacerlo debido a una necesidad personal que tengo
— ¿A quién quiere encontrar?
— A mi madre
Publicar un comentario